Testimonios: Idea Verona, Verona

Ani Laura Ruiz
Ani Laura Ruiz
Idea Verona
Duración: 4 semanas

ESL es una compañía que se interesa en organizarte el viaje de estudios y además son muy atentos y tratan de satisfacer todas tus preferencias y necesidades.
Al momento de elegir tu hospedaje, por ejemplo, si es una casa de familia y se planifica con tiempo, es posible que ESL te consiga una vivienda de acuerdo con tus gustos.
Me gustó mucho su forma de trabajar y es una empresa a la cual volvería si quisiera estudiar otra vez en el extranjero.

Leer todo
Maria Cardell Bauza
Maria Cardell Bauza
Idea Verona
Duración: 1 semana

Dicen que Verona es la ciudad del amor y ciertamente, me enamoré. Me enamoré de la ciudad, del río Adige, de las panorámicas de la ciudad desde el Castel San Pietro, también me enamoré de los helados de fresa y mango, de la comida de la abuela con la que viví, de mis compañeros de la escuela y de cada uno de los rincones que pude descubrir.

Leer todo
Tabea Stolz
Tabea Stolz
Idea, Verona
Duración: 2 semanas

Ya quería aprender italiano cuando era pequeña, porque teníamos la costumbre de ir de viaje a Italia. Como tenía pensado hacer unas prácticas en este precioso país y después de un cuatrimestre dando clases de italiano, me propuse a hacer una estancia lingüística de dos semanas en Verona. Los consejeros de ESL respondieron a todas mis preguntas en la fase inicial de mi viaje e incluso estuvieron presentes el sábado que me iba. Y por fin me puse en marcha a la ciudad que conocía desde mi infancia y que seguía gustándome igual que antes. Con sus 260.000 habitantes, la ciudad tiene el tamaño perfecto para ofrecer un montón de cosas que hacer pero, al mismo tiempo, te hace sentir en casa. La gran cantidad de descuentos que ofrece el carnet de estudiante de la Scuola Idea Verona permiten vivir la dolce vita sin límites y disfrutar de una pizza o un plato de pasta, ver algún espectáculo en la ópera… Por supuesto poniendo en práctica los conocimientos de italiano. Los profesores de la escuela se encargan de las actividades de forma divertida, es muy fácil que te caigan bien de inmediato. Gracias a las visitas guiadas semanales a un monumento, tenemos la oportunidad de aprender más sobre la ciudad y el idioma. Me alojé en la residencia Don Bosco, que está muy cerca de la escuela. Allí es muy fácil sentirse a gusto, gracias a las habitaciones climatizadas y el cuarto de baño privado. En la cocina compartida, puedes observar cómo los compañeros italianos preparan sus recetas e incluso enseñarles tus especialidades. En resumen, estoy muy contenta de haber realizado este viaje, he mejorado mis conocimientos lingüísticos y también he hecho muchos amigos nuevos.

Leer todo