Testimonios: St Giles International, Vancouver

Caroline Dubuis
Caroline Dubuis
St Giles International, Vancouver
Duración: 17 semaines

Antes de irme, me estresaba bastante la idea de estar lejos de mi entorno, pero la familia con la que me quedé era muy acogedora, así que me sentí cómoda desde el primer momento. Ya el primer día, llegué a la escuela sin problema. El ambiente en St. Giles School es muy familiar y relajado, con una secretaría muy amable que se convierte en una especie de segunda madre. ¡En Vancouver, tanto la ciudad como la gente son una pasada! La escuela, el hockey, los pubs, el paisaje, las compras, las caminatas por la montaña y los viajes a los alrededores hicieron mi estancia todavía mejor. En los 4 meses que llevo en esta escuela, he mejorado considerablemente mi nivel de inglés… ¡estoy muy satisfecha con mi progreso! ¡Esta experiencia es inolvidable!

Leer todo
Jonathan Arimondi
Jonathan Arimondi
St Giles, Vancouver
Duración: 12 semanas

Tuve la oportunidad de pasar tres meses en Vancouver en la escuela St. Giles. Nunca es fácil llegar a tierras desconocidas pero rápidamente me pude guiar cuando conocí a mis nuevos amigos y a mi familia anfitriona. Viví con una familia local localizada cerca del aeropuerto. No es muy cerca del centro de la ciudad, pero la familia era genial, tenían dos hijas adorables. Siempre hospedaron a otro estudiante además de mí, conocí a varios durante mi estadía con ellos. La escuela no es muy grande, todos los estudiantes se conocen entre sí, eso me gustó bastante. Siempre estaba con el mismo grupo de amigos, pero se fue desintegrando a medida que cada quien volvía a su país. No es fácil despedirse de los demás pero los vínculos forjados son tan fuertes que sé que nos vamos a volver a ver.

Los profesores de la escuela siempre están a disposición y no dudan en sugerirte que cambies de nivel si piensan que es lo mejor para ti, como en mi caso. Avancé dos niveles muy rápidamente. Los profesores son muy buenos en esta escuela. La ciudad de Vancouver es realmente muy segura y limpia, más limpia que las ciudades de mi país. Sus habitantes son muy abiertos y no dudan en ayudarte o hablarte, incluso si no te conocen. También hay muchos estudiantes venidos del mundo entero y es fácil conocer nuevas personas, incluso en las calles. Hay mucha oferta de actividades para salir de fiesta o de compras ¡Seattle está a pocas horas y lo aproveché!

La vida es un poco costosa, pero no me arrepiento de haber hecho esta inversión, porque esta experiencia es inolvidable. Pienso volver algunos meses con una visa de trabajo, en el futuro cercano ¡Saludos desde Canadá!

Leer todo
Alizée Ducret
Alizée Ducret
St Giles International, Vancouver
Duración: 12 semanas 

He estudiado tres meses en Vancouver, en la escuela St Giles International ¡Estoy muy feliz! He vivido en una casa muy grande, con una familia muy amable y otro estudiante bastante amigable, de Brasil. El alojamiento no es tan cerca de la escuela, pero el trasporte público de Vancouver es muy organizado, entonces eso no es un gran problema. El bus pasa cada cuatro minutos. La escuela ha sido muy buena. Es pequeña, está ubicada en el centro de la ciudad, cerca de todos los atractivos turísticos ¡El ambiente en la escuela es perfecto! Hay estudiantes de diferentes partes del planeta y se puede hablar con todo el mundo ¡Es genial! Los profesores son muy amigables y hacen muy bien su trabajo. Me ha encantado aprender inglés. Además, se puede salir con los profesores, gracias a las actividades organizadas por la escuela. Se puede ir a los famosos pubs del centro de la ciudad o ir al boliche ¡Cada semana la escuela organiza algo diferente por hacer! He ido a partidos de hockey y de fútbol. También se pueden visitar los alrededores de Vancouver ¡en excursiones de hasta cuatro días!

Leer todo
Danick Rotzetter
Danick Rotzetter
St Giles International, Vancouver
Duración: 22 semanas

Por motivos profesionales, pero también puramente prácticos, decidí aprender inglés. No me hizo falta mucho tiempo para elegir Canadá como destino, ya que soy originario de allí. Mientras estaba recopilando información sobre las principales ciudades canadienses, Vancouver se cruzó en mi camino. En ese momento, aún no sabía por qué, pero ya había tomado mi decisión. La escuela St. Giles International se encuentra en el norte del centro urbano de Vancouver, a pocos pasos del océano Pacífico y de la estación Waterfront, pero también a 10 minutos a pie del mítico Stanley Park; una ubicación, en resumen, ideal.

El equipo de la escuela es muy agradable, dinámico, con conocimientos sólidos y experiencia en la enseñanza. La escuela organiza además actividades extraescolares durante la semana, con el fin de que los estudiantes pasemos buenos momentos juntos después de clases y aprendamos a conocernos, pero también para practicar nuestro inglés al máximo. Vancouver es una ciudad extraordinaria desde el punto de vista de su ubicación geográfica, dado que se halla a orillas del mar y a los pies de las montañas, pero asimismo muy cerca de Estados Unidos (a dos horas en coche de Seattle). Todo está al alcance de la mano, ya sean las playas en verano, las pistas de esquí de los Juegos Olímpicos 2010 de Whistler a dos horas por carretera en invierno, los parques, la montaña y el bosque, sin olvidar los “pubs” y los clubes nocturnos, abiertos todo el año.

Los habitantes de Vancouver son siempre muy cálidos y dispuesto a ayudarte cuando buscas tu camino incluso si has de pedir consejo en la calle: ningún problema. Sencillamente, es una experiencia inolvidable para mí: conocer un nuevo país y su cultura, pero también a gente de numerosas nacionalidades y de otras tantas culturas diferentes. Si antes he dicho que ignoraba por qué Vancouver me había llamado la atención, ahora ya lo sé: sencillamente ¡porque es una de las ciudades más hermosas del mundo que he tenido la suerte de visitar!

Leer todo