Profesores, Alojamiento
Profesores

Alojamiento

Alojamiento

Casa de familia

Inmersión lingüística total
Nuestras escuelas asociadas eligen cuidadosamente a las familias y realizan controles regularmente, teniendo en cuenta las sugerencias de los estudiantes. De forma general, y a menos que se requiera expresamente, los estudiantes nunca compartirán casa con otro estudiante de su misma lengua materna. Las solicitudes con relación a la familia (niños, jóvenes, animales, dieta especial, no fumadores...) son tenidas en cuenta desde el momento de la inscripción, y respetadas en la mayoría de los casos, dependiendo de la fecha en la que esta se haya realizado. Es muy importante especificar en el formulario de inscripción si se sufre de algún tipo de alergia o enfermedad, para que la familia tenga total conocimiento. Además, nos resultará muy útil disponer de información sobre tus intereses y aficiones para encontrarte la familia más compatible. Alojarse e casa de una familia es sin duda la mejor opción de alojamiento para realizar un curso de idiomas en el extranjero. El contacto diario con los demás habitantes del hogar ofrece la oportunidad de practicar el idioma constantemente, descubriendo las expresiones, la mentalidad y las costumbres de los habitantes locales. En la mayoría de los países, las familias anfitrionas viven en un área residencial cercana a la escuela. Esta experiencia representa un maravilloso complemento a los cursos. Sucede a menudo que el estudiante y la familia que lo alojó crean fuertes lazos, y siguen en contacto una vez terminada la estancia.

Residencia

Experiencia internacional y vida estudiante
Ideal para aquellos estudiantes que deseen contar con un máximo de independencia, este tipo de alojamiento permite también crear contactos de forma rápida. Podrás alojarte en habitación individual, pero es más frecuente el alojamiento en habitaciones compartidas. En la mayoría de los casos, el cuarto de baño y la cocina son de uso común. La comodidad de las residencias varía de acuerdo con los estándares del país anfitrión.

Piso compartido

Convivencia e independencia
Este tipo de alojamiento permite vivir en compañía de otros estudiantes o en casa de una persona local, en habitación individual. De este modo, disfrutarás de total libertad para prepararte tus comidas cuando lo desees (posibilidad de usar la cocina), al mismo tiempo que convives con gente cuyo modo de vida es también independiente. Muy popular en Alemania (WG o Wohngemeinschaft) y en Inglaterra (student house), esta opción se ofrece asimismo en Australia, Canadá, España, Irlanda, Malta, Italia, Austria y Latinoamérica.

Hoteles/hostales/pisos compartidos/estudios

Comodidad e independencia
Durante las estancias lingüísticas también es posible disfrutar de la comodidad de un hotel, o de un piso privado o estudio alquilados. Incluso, alojarse en un albergue para mochileros. Ello es posible gracias a que la mayoría de nuestras escuelas asociadas ofrecen un servicio de reserva de hoteles y pisos. Sin embargo, estas opciones de alojamiento son más costosas que las propuestas anteriormente.

Cursos sin alojamiento

Si tienes amigos en el país de destino o simplemente te quieres encargar tu mismo del alojamiento, no dudes en comunicárnoslo, en ESL te ofrecemos la posibilidad de reservar únicamente el programa de estudios, sin ningún coste suplementario en concepto de alojamiento. Si deseas compartir un piso de alquiler con otros estudiantes, ¡no hay ningún problema! La mejor solución es reservar para las primeras semanas una de las opciones de alojamiento disponibles en la escuela, lo cual te proporcionará el tiempo suficiente para conocer a otros estudiantes y realizar, directamente, la búsqueda necesaria.

Depósito en garantía/fianza

La mayoría de nuestras escuelas asociadas solicitan una fianza a los estudiantes que se van a alojar en sus pisos compartidos o en sus residencias. En tal caso, encontrarás el valor del cargo respectivo en nuestra página web, en el apartado «opciones, suplementos» de la lista de precios de cada escuela. En promedio, esta fianza será de unos 170 EUR.

Las fianzas se pagan directamente en el momento de la llegada, con tarjeta de crédito o en efectivo, a la manera de un «check-in» en un hotel. El importe correspondiente será reembolsado al final de la estancia, siempre y cuando no existan daños o pérdidas por los cuales el huésped deba responder.