Testimonios – Kaplan International

Diane Lamy
Diane Lamy

Las clases parecen largas al fijarse uno en los horarios, pero en realidad transcurren muy rápidamente, ya que los profesores emplean métodos lúdicos ¡pero que no tienen nada de infantiles! Hay pocos franceses ¡lo cual es malo y bueno al mismo tiempo! Malo, porque algunos idiomas, como el coreano, están muy fuertemente representados, lo cual hace que a veces me sienta un poco desplazada. Pero también bueno, porque todo el mundo es muy amable ¡y eso me obliga a hablar en inglés todo el rato! Wáshington es una ciudad inmensa: ¡a pesar de que ya llevo un mes y medio aquí, todavía estoy descubriendo nuevos barrios! Además, es muy fácil orientarse en Wáshington (y en Nueva York, ya que también he visitado dicha ciudad): cuando la gente cree que te has perdido ¡vienen hacia ti, dispuestos a echarte una mano!

Leer todo